Un Corto Viaje

A menudo escucho hablar a muchas personas a cerca de caos, decepciones, tribulaciones, en fin, situaciones que las conducen a estar sumergidas en una profunda tristeza. Sólo basta ver sus rostros y el alma a través de sus ojos para darse cuenta del sufrimiento que llevan dentro.

Es cierto que existen circunstancias que te pueden sacar de contexto en algún momento de tu vida, pero… ¿Qué hacer ante ello sin dejarse arrastrar hasta la desesperación y peor aún hasta la desesperanza?

Las respuestas a estas interrogantes las tenemos dentro de nosotros mismos, sólo que se nos han olvidado; y es eso, ante estas situaciones de vida solo debemos recordar de dónde venimos, quién nos creó, de qué manera lo hizo y de qué nos doto.

Venimos del pensamiento de la mente universal, la cual es la dadora de vida por excelencia. Fuimos creados por un Dios que reconoce a su hijo en cada uno de nosotros, lo hizo desde el amor y el más puro deseo de hacernos felices con todo lo que depositó en nuestro corazón, ya que nos dotó de una fuerza maravillosa, de un poder absoluto de conexión con Él para recordarnos a cada segundo que no estamos solos.

Son muchas las personas que se encuentran perdidas y sin rumbo fijo,  esto hace  que el sentimiento que aflore en ellos sea el «miedo», y como ya lo he dicho antes no se puede vibrar en el miedo y en el amor al mismo tiempo. 

El miedo es producido por la persona, por su ego, que le hace ir en contra del camino que Dios trazó para cada uno desde el mismo momento que lo pensó antes de crearlo, al ir en dirección opuesta a sus designios entraremos en confusión y frustración.

Hay una frase de Un Curso de Milagros que resume de manera explícita lo anterior: » Dios es tan incapaz de crear lo perecedero como el ego de fabricar lo eterno».

Te invito  a que le pongas fin a ese corto viaje que te tiene ausente y desconectado de tu Ser  Superior, detente y comienza a recordar que eres un ser creado desde el más puro e infinito amor. Ponte en Sintonía con tu Creador y pídele que te de las coordenadas que dirijan tu vida, Él se encargara de presentártelas de cualquier manera, por medio de cosas, frases, personas, imágenes, en fin, sólo el escogerá a través de que se manifestará, eso sí, solo debes estar atento y abierto a recibirlas.

¡Feliz Viaje de Regreso!

Namaste.

Laura Pineda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *